martes, 4 de mayo de 2010

Un cuento que escribió Paula cuando tenía 8 años como Berenice (Paula hoy tiene 20)

LA CASA EMBRUJADA


LA CASA TENÍA OCHO HABITACIONES, OCHO BAÑOS, OCHO VENTANAS, OCHO PUERTAS, OCHO CAMAS, OCHO SILLONES, UNA MESA ENORME CON OCHO SILLAS, LAS ESCALERAS QUE COMUNICABAN DE UN PISO A OTRO, TENÍAN OCHO ESCALONES. SI CONTABAN LOS CUADROS EN LAS PAREDES, EL RESULTADO ERA SIEMPRE OCHO. IGUAL CON LA VAJILLA, LAS VELAS, LOS FLOREROS… TODO EN ESA CASA REPRESENTABA, DE UNA MANERA U OTRA, EL NÚMERO OCHO. Y OCHO ERAN LOS FANTASMAS QUE HABITABAN LA CASA ABANDONADA. LA CASA EMBRUJADA.

PINOCHO. MARTINOCHO, CARLOCHO Y PEDROCHO, SE ENCARGABAN MUY ASTUTAMENTE QUE NADIE COMPRARA SU TERRITORIO, NI SIQUIERA DEJABAN QUE SE ACERCARAN LOS CHICOS DEL BARRIO.

ANIOCHA, FABIOCHA, MARIOCHA Y PAULOCHA, ERAN LAS DAMITAS DE ESTA HISTORIA. MUY COQUETAS, SIMPÁTICAS Y HACENDOSAS, CUIDABAN CELOSAMENTE SU HOGAR Y SOÑABAN CON TENER MUCHOS HIJOS, PERO SÓLO ERA UN SUEÑO. LOS FANTASMAS NO TIENEN HIJOS. LOS FANTASMAS SON SÓLO FANTASMAS.

LA VIDA EN LA VIEJA CASONA TRANSCURRÍA LENTAMENTE. EL TIEMPO, PARA ELLA, NO REPRESENTABA NADA. MENOS QUE MENOS, PARA SUS PEQUEÑOS Y TRANSPARENTES HABITANTES.

EL VECINDARIO MUY PREOCUPADO HABÍA IDO A VISITAR, EN REITERADAS OPORTUNIDADES, AL INTENDENTE DEL PUEBLO, PERO SIN RESULTADO ALGUNO. NADIE LES CREÍA. LA CASA DEBÍA PERMANECER EXACTAMENTE COMO ESTABA. ERA MUY PINTORESCA, DE FORMAS MUY GRACIOSAS, SE CONSERVABA INTACTA Y PARECE SER, QUE SU DUEÑO ALGÚN DÍA VOLVERÍA A VIVIR EN ELLA.

LOS FANTASMAS, UNA TARDE, ABURRIDOS DE ESTAR ABURRIDOS, YA QUE NADIE ÚLTIMAMENTE SE ACERCABA A LA CASA, HICIERON UNA REUNIÓN Y A LAS OCHO DE LA NOCHE, DECIDIERON QUE TODOS LOS DÍAS OCHO SALDRÍAN A ASUSTAR GENTE. RESULTÓ DIVERTIDÍSIMO. EN OTRA REUNIÓN, QUE SE PROLONGÓ HASTA LAS OCHO DE LA MAÑANA, DECIDIERON SALIR LOS DÍAS DIECIOCHO TAMBIÉN. Y FUE MUCHO MÁS DIVERTIDO. EN OTRA REUNIÓN, ALGUIEN COMENTÓ, QUE LOS DÍAS VEINTIOCHO PODRÍAN SER MÁS QUE APROPIADOS PARA DIVERTIRSE. Y ASÍ LO HICIERON.

ESTO, COMO ERA DE ESPERAR, LLEGÓ A OÍDOS DEL INTENDENTE, DEL SÚPER INTENDENTE Y DEL SÚPER, SÚPER INTENDENTE. LOS TELÉFONOS NO DEJABAN DE SONAR. LA PRENSA SE ENTERÓ. LLEGÓ LA TELEVISIÓN, CON SUS CÁMARAS LLENAS DE LUCES Y DE CABLES. EL MUNDO ENTERO ESTABA PENDIENTE DE CUANTO SUCEDÍA EN CORONEL OCHOA, PORQUE ASÍ SE LLAMABA EL PUEBLO DE LA CASA EMBRUJADA.

PERO NADA SUCEDIÓ. LOS DÍAS SE IBAN Y VENÍAN Y NINGÚN FANTASMA APARECÍA. LA TELEVISIÓN SE CANSÓ DE ESPERAR Y CARGÓ SUS CAMIONETAS CON LAS CÁMARAS Y CABLES Y SE FUERON PARA NUNCA MÁS VOLVER. ALGUIEN DIJO QUE EN CORONEL OCHOA TODOS ESTABAN LOCOS Y LA PRENSA LO ESCRIBIÓ EN TODAS SUS PRIMERAS PÁGINAS. LA HISTORIA SE ARCHIVÓ Y DE ESO NUNCA MÁS SE HABLÓ.

LOS FANTASMITAS, CADA VEZ MÁS ABURRIDOS, DECIDIERON EN OTRA REUNIÓN QUE YA ERA TIEMPO DE DIVERTIRSE Y EN OTRA REUNIÓN DECIDIERON, LOS OCHO, PRENDER LAS LUCES DE LA CASA. Y OCHO LUCES SE ENCENDÍAN A LAS OCHO DE LA NOCHE.

PERO TUVIERON OTRA REUNIÓN, QUE SE PROLONGÓ, ESTA VEZ, OCHO NOCHES SEGUIDAS Y COMO NO SE PONÍAN DE ACUERDO, DECIDIERON AGREGAR CARCAJADAS, GRITOS Y CANCIONES.

OCHO LUCES SE ENCENDÍAN, EN LAS OCHO HABITACIONES DE LA CASA EMBRUJADA JUSTO A LAS OCHO DE LA NOCHE. OCHO CARCAJADAS SE OÍAN A LAS OCHO Y OCHO MINUTOS. OCHO GRITOS DE TERROR LE SEGUÍAN A LAS OCHO Y DIECIOCHO Y A LAS OCHO Y VEINTIOCHO, OCHO CANCIONES CANTABA ALGUIEN CON UNA VOZ MUY HERMOSA Y OCHO VECES APLAUDÍAN CADA VEZ QUE HACÍA SILENCIO.

ASÍ FUERON SUCEDIENDO LOS ACONTECIMIENTOS EN CORONEL OCHOA. YA NADIE DORMÍA DESPUÉS DE LAS OCHO DE LA NOCHE.

LOS FANTASMAS, QUE CADA VEZ SE ABURRÍAN MÁS Y MÁS, SEGUÍAN CON SUS TRAVESURAS LOS DÍAS OCHO, DIECIOCHO Y VEINTIOCHO DE CADA MES, JUSTITO A LAS OCHO DE LA NOCHE Y A LAS OCHO DE LA MAÑANA.

AL DÍA SIGUIENTE, CUANDO EL SOL SALÍA EN CORONEL OCHOA, LOS VECINOS SE REUNÍAN EN EL BAR DEL TURCO OCHOAMED, PARA RELATAR LOS SUCESOS DE LA NOCHE ANTERIOR. POR EJEMPLO: LA ROPA DEL TENDAL DE DOÑA MARTA, LA PELUQUERA, APARECÍA EN EL TENDAL DE DON MARIANO, EL CARNICERO. LA CASILLA DEL PERRO DE JOAQUÍN, EL VERDULERO, LA TENÍA FEDERICO, EL PANADERO. Y ASÍ, TODAS LAS COSAS SE IBAN MISTERIOSAMENTE CAMBIANDO DE LUGAR LOS DÍAS OCHO, DIECIOCHO Y VEINTIOCHO, A LAS OCHO DE LA NOCHE, EN EL PUEBLO DE CORONEL OCHOA.

EL OCHO DE AGOSTO DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y OCHO, EL PUEBLO ENTERO DECIDIÓ ENTRAR, DE UNA VEZ POR TODAS, A LA CASA ABANDONADA. Y ASÍ LO HICIERON CUANDO EL RELOJ DE LA IGLESIA DIO LAS OCHO CAMPANADAS Y EL SOL ABANDONABA CORONEL OCHOA...

NO TENÍAN MIEDO, ESTABAN CANSADOS DE LAS TRAVESURAS DE QUIEN SABE QUE DEMONIO, FANTASMA O EXTRATERRESTRE DE LA CASA MÁS PINTORESCA Y GRACIOSA DE CORONEL OCHOA.

OCHO ESCALONES Y LLEGARON A LA PUERTA PRINCIPAL. OCHO PASOS Y YA ESTABAN EN LA SALA PRINCIPAL. OCHO LUCES SE ENCENDIERON Y… ¿SABEN QUÉ PASÓ? OCHO FANTASMAS APARECIERON DE REPENTE ATRAVESANDO LA PARED. OCHO SEÑORAS SE DESMAYARON. OCHO NIÑOS LLORARON. OCHO SEÑORITAS ABRAZARON FUERTE, FUERTE A SUS NOVIOS Y OCHO SEÑORES MAYORES ABRIERON TANTO, TANTO LA BOCA, QUE CASI SE LE CAYERON LOS DIENTES.

TODO EL PUEBLO DE CORONEL OCHOA ESTABA A LAS OCHO DE LA NOCHE DEL OCHO DE AGOSTO DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y OCHO, EN LA CASA EMBRUJADA ¿Y SABEN QUÉ PASÓ? LOS FANTASMAS EMPEZARON A REÍRSE Y REÍRSE SIN PODER PARAR. Y COMO NO PODÍAN PARAR, CADA VEZ SE REÍAN MÁS. SE REÍAN TANTO, TANTO, TANTO, QUE LAS OCHO SEÑORAS DESMAYADAS SE DESPERTARON RIENDO. Y LOS OCHO SEÑORES MAYORES ACOMODARON SUS DENTADURAS CON TANTA CARCAJADA. LOS OCHO NIÑOS SALIERON DE ATRÁS DE LOS OCHO SILLONES LLORANDO DE LA RISA.

PINOCHO, POR SER EL MÁS GRANDE DE TODOS HABLÓ CON SU VOZ SUAVE Y CANTARINA. LES EXPLICÓ QUE ESTABAN SOLOS Y ABURRIDOS EN LA CASA DE OCHO HABITACIONES. QUE NO HABÍA NIÑOS QUE ALEGRARAN SUS VIDAS CON RISAS, CANTOS Y TRAVESURAS. LES EXPLICÓ QUE ESTABAN MUY SOLOS SIN FAMILIA, QUE LLEVABAN MUCHÍSIMO TIEMPO ASÍ, Y QUE YA NO AGUANTABAN MÁS.

ANIOCHA LES DIJO QUE NO ERAN MALOS. SÓLO ESTABAN ABURRIDOS. Y… ¿SABEN QUÉ PASÓ? ¡FUE INCREÍBLE! LOS OCHO NIÑOS QUE SALIERON DETRÁS DE LOS OCHO SILLONES, CORRIERON AL LADO DE LOS OCHO FANTASMAS. SE TOMARON DE LAS MANOS E HICIERON UNA RONDA DANDO OCHO VUELTAS SIN PARAR. CORRÍAN, SALTABAN, REÍAN. Y LOS OCHO FANTASMITAS QUE JAMÁS HABÍAN JUGADO A LA RONDA, RONDA, EMPEZARON A CANTAR Y A SALTAR CON ELLOS.

EL PUEBLO ENTERO DE CORONEL OCHOA, ESE OCHO DE AGOSTO DE MIL NOVECIENTOS OCHENTA Y OCHO, FUE EL PUEBLO MÁS ESPECIAL DEL MUNDO. ERAN LOS ÚNICOS DUEÑOS Y AMIGOS DE ESOS OCHO FANTASMAS QUE LOS DÍAS OCHO, DIECIOCHO Y VEINTIOCHO DE CADA MES, A LAS OCHO DE LA NOCHE, SEGUÍAN HACIENDO TRAVESURAS.

Ilustración: BERENICE TEJADA RODRÍGUEZ
(Click en la imagen para aumentar su tamaño)

FIN




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me diverti mucho GRACIAS!

Sol dijo...

¡¡está muy bueno!!! felicitaciones a los peque

Sol.

Papa dijo...

Buenisimo Pitu!!! un poco larguito para mi que no veo bien, lo voy a imprimir y se lo voy a leer a los niños...te quiero hija

Los peque de la BiBliO dijo...

Hola brujita, estoy dentro de tu casa, Tengo miedooooo, jajaja, resulta que había desaparecido la araña y ¡¡ya la encontré!! Y ya corregí el error!!
¡¡¡Esta casa DE VERDAD ESTÁ EMBRUJADA!!!
Fijate si todo funciona bien. Besoooooooooooooo, tqm
Analía

Publicar un comentario

Para presumir
Bibliopeque participó en el concurso Premios 20Blogs 2010 y 2011 (España), en la Categoría Cultura y Tendencias.

Resultados oficiales:
Premios 20Blogs 2010: Finalista (5to. Puesto)
Premios 20Blogs 2011: Finalista (4to. Puesto)
 
Ir Arriba